¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Noticias | Nacional

    Conservacionista asesinado había pedido presencia de la Policía en Moín

    Este viernes, fue hallado el cuerpo sin vida, con un disparo en la frente y atado de manos, Jairo Mora Sandoval, un biólogo destacado en la lucha contra la matanza de tortugas y el tráfico de huevos.

    La versión de que pudiera tratarse de una venganza, surge luego de que la policía se enterara de las amenazas que ya le habían hecho a Jairo Mora, replicadas por algunos testigos que han preferido no ser identificados.

    Y es que al parecer la actividad conservacionista de Mora, pudo verse impedida, no solo por los saqueadores de nidos de tortuga, sino por algunos que mezclaban esta práctica con el tráfico de drogas.

    La madrugada de este viernes, él junto con cuatro extranjeros, se encontraban haciendo un recorrido por la playa, cuando apareció un pickup con cinco sujetos encapuchados, quienes los retuvieron. Mientras que a la víctima lo asesinaron de un balazo.

    Sin embargo, se ha difundido una publicación que había hecho hace poco más de un mes, el 23 de abril anterior, cuando pedía el apoyo de las autoridades para vigilar el hábitat de las tortugas baula y sus huevos.

    “Podrían enviar mensajes a la Policía para que vengan a la playa de Moín.. Que no tengan miedo, solo que vengan armados, no más... 60 tortugas perdidas, ningún solo nido... Ocupamos ayuda y pronto...”, escribió en aquella ocasión.

    Sin embargo, pese a sus pedidos, Jairo no pudo evitar ser víctima de personas que veían en él un freno para sus actividades ilícitas. Algunas personas manejan la versión de que las autoridades de seguridad ignoraron sus solicitudes, sin embargo, esto no ha sido comprobado.

    Karla Lizano, la compañera sentimental de Mora, llamó a la conciencia, y a tomar este crimen con el ejemplo de la labor silenciosa de muchos que protegen la biodiversidad. “No puede ser que esta playa siga sin protección, lo que estamos pidiendo es que en nombre de él y su vida, no haya sido en vano”, dijo.

    “Yo quiero que Costa Rica entienda la importancia de esto, que entiendan que Jairo murió por su pasión, por proteger lo que nos corresponde a todos proteger. Él ha protegido la tortuga baula desde que tenía 15 años”, lamentó.

    Mientras tanto, se espera que las autoridades puedan esclarecer algunos puntos del caso, que permitan dar con los sospechosos de cometer el crimen. 

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento