¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Noticias | Sucesos

    Biólogo asesinado encabezaba lucha contra tráfico de huevos de tortuga

    Jairo Mora, el hombre que fue hallado sin vida y atado de manos en Moín, era un investigador de la organización Widecast, a cargo del proyecto de conservación en ese lugar.

    Mora, de 24 años, fue encontrado con un impacto de bala en su cabeza. Su trabajo era defender a las tortugas que desovan a lo largo de 18 kilómetros de playa, que van desde la desembocadura del río Moín hasta la boca del río Matina.

    Los primeros hallazgos señalan que el hombre, junto con cuatro extranjeras cuando fueron interceptados por cinco sujetos en un pick up, las mujeres fueron llevadas a una casa abandonada cerca de donde encontraron el vehículo del biólogo.

    Testigos informan que el hombre ya había recibido varias amenazas de muerte por parte de personas que se dedican al tráfico de huevos.

    En un artículo publicado por el diario La Nación, Jairo denunció que los delincuentes atentaban contra la sobrevivencia de la tortuga.

    Él aseguró que los comerciantes de huevos llegan a la playa de noche y matan a las tortugas para llevarse los huevos, que valen alrededor de 500 colones cada uno.

    Se trata de una área de 18 kilómetros de playa desolada, donde también se da el comercio de droga, pero escogido por tres especies de tortuga, (Baula, Verde y Carey), para depositar sus huevos y mantener la cadena de vida.

    Para una persona desempleada de Limón, un solo nido de tortuga puede representar un ingreso de entre cuarenta y cincuenta mil colones por la venta de los huevos.

    Lo que se afirma es que ahí existe toda una organización detrás de eso: llevan gente, la ponen en ranchos en la playa y no les pagan con dinero sino con droga.

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento