¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Noticias | Cultura

    Un español rescata el antiguo arte de levantar esculturas con servilletas

    Londres, 31 may (EFE).- Las complejas esculturas creadas con servilletas que decoraban los banquetes de la alta sociedad europea en el Barroco se levantan de nuevo en el castillo de Waddesdon Manor, al norte de Londres, gracias a un trabajo que ha ocupado durante más de dos décadas al español Joan Sallas.

    El artista de Badalona (Barcelona), músico de formación, ha desentrañado los secretos de una técnica olvidada que los salones más distinguidos del continente adaptaron de los grandes modistos italianos del Renacimiento y que hizo furor en la Europa del siglo XVII.

    Monumentales figuras de animales elaboradas a partir de pliegues geométricos y construcciones casi arquitectónicas de varios metros de diámetro creadas a base de servilletas ocupan hasta el próximo 27 de octubre los espacios del castillo cercano a Aylesbury, a 50 kilómetros de la capital británica.

    "He reunido durante años más de 3.000 libros antiguos sobre el arte del plegado de servilletas, desde finales del siglo XVI hasta hoy", relató en una entrevista a Efe Sallas, que se ha formado a sí mismo en unas técnicas que se han ido perdiendo con el tiempo.

    La bibliografía que se conserva sobre ese arte está principalmente en alemán, con algunos textos en inglés y en italiano, si bien Sallas subraya que las esculturas de servilletas eran una decoración habitual también en España.

    "Estaba muy extendido también en España, pero fue pasando de moda y no ha quedado constancia por escrito. Ahora ya se ha perdido esa sensibilidad. La gente cree que el arte de crear figuras con pliegues viene de Japón y no sabe que en realidad pertenece a su herencia cultural", comentó Sallas.

    El estudioso señaló que el "origami" japonés y el arte del plegado europeo son técnicas distintas a pesar de que un espectador poco entrenado podría confundirlas.

    "Las dos tradiciones no se tocan hasta el final del siglo XIX. Antes, no tenían nada que ver. El primer libro sobre el arte del plegado se publica en Alemania en 1629, mientras que en Japón no hay ninguna publicación sobre el 'origami' hasta 1797, doscientos años después", señaló Sallas.

    El catalán resaltó que "las técnicas de ambas disciplinas no coinciden, porque se originan de forma independiente", aunque guardan ciertas similitudes: "si doblas un cuadrado sale un triángulo, aquí y en Japón", aclaró.

    El artista, con varios libros publicados en Alemania sobre una disciplina que asegura que le ha "pasado por alto todo el mundo" y en la que nadie más ha profundizado, ha investigado al detalle unas técnicas que habían quedado en el olvido.

    "Es un estudio complejo. Muchas palabras que se utilizaban en inglés o alemán para describir este arte hoy ya no se conocen. He tenido que interpretar y descifrar la terminología para revivir un arte que nació alrededor de los sastres florentinos del siglo XVI", describió el español.

    Sallas ha reunido en el castillo en Waddesdon Manor 120 objetos creados con servilletas que ha recuperado de la bibliografía antigua, además de otras 20 piezas que ha creado a partir de las técnicas del Barroco que él mismo ha rescatado.

    "Cuando encuentras el dibujo en un libro antiguo no entiendes nada al principio. No sabes cómo pudieron plegar esa figura. Entonces comienza un proceso en el que vas descubriendo qué técnicas se utilizaron para conseguirlo", dijo Sallas, que ha trabajado más de trece años para reproducir algunas de las obras que exhibe este verano en el Reino Unido.

    Una vez concluya la exposición, las obras del español, ya deterioradas, se destruirán: "Este es un arte efímero, como los fuegos artificiales, las esculturas que se hacen en los jardines con fuentes de agua o las figuras de hielo", afirmó Sallas.

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento