¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Noticias | Noticias

    OCDE se suma a lucha contra la evasión fiscal de las multinacionales

    La OCDE presentó este jueves un "plan de acciones" para que las multinacionales paguen sus impuestos y que los países se comprometan a intercambiar información en la batalla que se libra contra la evasión fiscal en estos tiempos de crisis.

    "Tenemos que decidir acciones coordinadas, coherentes y rápidas", explicó el jueves a la prensa Pascal Saint-Amans, responsable de tributación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que aseguró que este fue uno de los asuntos que centró los debates de los ministros de Finanzas reunidos esta semana en París.

    "Estoy convencido de que podemos trabajar y avanzar juntos, es un desafío, más difícil aún que la lucha contra la evasión fiscal", comentó el secretario general de la OCDE, el mexicano Angel Gurría.

    Recientemente, la OCDE asumió la lucha contra los bajos impuestos, y a veces ninguno, que pagan las multinacionales en los países donde operan pese a que su actividad arroja a menudo pingües beneficios haciendo uso de portillos legales que les permiten transferir los beneficios a paraísos fiscales.

    En un informe publicado en febrero, la organización establecía un diagnóstico alarmante: "algunas multinacionales utilizan estrategias que les permiten pagar solo el 5% de impuestos sobre los beneficios, mientras que empresas más pequeñas pagan hasta el 30%".

    Tras la crisis de 2008, la OCDE ha logrado algunos avances en la lucha contra los paraísos fiscales y el secreto bancario, y espera ahora "luchar contra la erosión de la base impositiva y la transferencia de beneficios".

    Se trata de cerrar los portillos legales que permiten actualmente evadir el pago de impuestos gracias a la mundialización de la economía.

    De hecho, la OCDE que está en el origen de la lucha contra la doble imposición de las empresas implantadas en el extranjero, tiene que hacer frente a lo que ahora se denomina la "doble no imposición", explicó el ministro de Finanzas noruego, Sigbjoern Johnsen.

    El "plan de acciones" en preparación se conocerá en julio, pero Saint-Amans dio el jueves algunas pistas.

    Entre éstas, los "productos híbridos" que se aprovechan de las diferencias de los sistemas fiscales, dependiendo del país, soberano en este campo. Permiten enviar dinero de la casa matriz a una filial bajo la forma más interesante fiscalmente en función de los países en los que están implantados.

    "Es el tipo de acción que podemos llevar a cabo: dar soluciones para impedir esta práctica, para impedir la deslocalización del beneficio", aseguró, sin especificar cómo.

    La cuestión de los precios de las transferencias, la transparencia de las empresas con los gobiernos o la utilización a su conveniencia de los tratados también forman parte de la reflexión actual, precisó el responsable.

    "No se trata tanto de recuperar dinero sino que es una cuestión de justicia, igualdad, de que todo el mundo juegue en el mismo terreno", dijo el miércoles en una mesa redonda sobre el asunto la ministra francesa de pequeñas y medianas empresas, Fleur Pellerin. Para ella, la competición entre pequeñas empresas que pagan religiosamente sus impuestos no es la misma que para las grandes multinacionales tan ricas que pueden practicar la evasión fiscal.

    Al mismo tiempo, la OCDE sigue promoviendo el intercambio de información entre los Estados y trata de que éste sea cada vez más automático, para luchar más eficazmente contra el fraude fiscal.

    La convención sobre la asistencia administrativa mutua en materia fiscal fue adoptada el miércoles por una docena de países más, entre ellos, Austria, Luxemburgo y Singapur, conocidos por su generosa política fiscal. Estos países la han firmado o se han comprometido a hacerlo, como lo han hecho unos 60 países en los últimos dos años.

    El texto prevé entre otras cosas que un Estado pueda proporcionar informaciones a otro si éste lo solicita aunque también que pueda decidir si recurre al intercambio automático de información, si así lo desea.

    "Estamos logrando algo mundializado: hay una concienciación política en los países del G20 que podemos hacer que el intercambio automático sea la norma internacional", aseguró Pascal Saint-Amans.
     

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento