¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Noticias | Noticias

    En China, familias buscan en internet a sus hijos desaparecidos

    Fueron necesarias decenas de voluntarios y seis meses escrutando mapas viejos, pero gracias a un grupo de internautas, Luo Gang finalmente pudo encontrar a su familia, y el pueblo donde había sido secuestrado 23 años antes.

    En China, la búsqueda de niños desaparecidos se sirve del ciberespacio. En un país donde a menudo niños pequeños son secuestrados por traficantes que buscan cumplir el deseo de frustrados padres, un fenómeno exacerbado por la política de hijo único, familias desesperadas recurren a sitios especializados y redes sociales.

    Secuestrado en 1990 cuando tenía cinco años en la provincia de Sichuan (suroeste) y enviado a Fujian, en la costa este, Luo detalló algunos recuerdos de infancia en el sitio web especializado en niños desaparecidos baobeihuijia.com (Bebé vuelve a casa).

    Comenzó así una amplia operación de "búsqueda participativa" en la web. "Luo Gang vio el mapa satelital que (un voluntario) había hecho circular online... y pronto encontró un lugar que se parecía mucho a su casa, cerca de la localidad de Yaojia", dijo un miembro del sitio web.
    "Le deseamos buena salud y felicidad para su vida futura", agregó.

    Logros así son excepcionales, pero los chinos, que dicen que reciben poca ayuda de las autoridades, no ven otra solución. "Es mejor que nada", dijo Hong Peiping, un obrero de Fujian.
    Su hijo de seis años desapareció en 2009. Al igual que otros padres, Hong se encontró con que la policía no hacía mucho para encontrarlo. "Sólo anotaron su descripción física, la ropa que llevaba puesta y nos dejaron para que buscáramos nosotros".

    El hermano de Hong le dio una computadora para publicar una descripción de su hijo Yang Weixin y unirse a otros padres para hacer una investigación conjunta.

    "Muchos de mis amigos en internet nos hablan y nos consuelan. Ellos nos animan a no rendirnos, a seguir viviendo, a no hundirnos, para que nuestro hijo tenga siempre un hogar al que pueda regresar".

    Un puente, un río y una carretera recién pavimentada
    Las estimaciones fiables sobre el número de niños secuestrados en China son raras. En diciembre, según la agencia oficial de noticias Nueva China (Xingua), las autoridades liberaron a 54.000 menores desde 2009 y desmantelaron 11.000 redes.

    En su último informe anual sobre los derechos humanos, el Departamento de Estado de Estados Unidos estima que 20.000 niños chinos son secuestrados cada año para su adopción ilegal.
    En otro informe, Washington declaró el año pasado que China "no hace grandes esfuerzos" para detener el tráfico de menores.

    Eso hace que los padres recurran a los foros y redes sociales para aprovechar el potencial de los 560 millones de usuarios chinos de internet, la comunidad más grande del mundo.

    En Weibo, el Twitter de China, la cuenta especializada en la búsqueda de niños es seguida por 220.000 internautas. Más de 20.000 personas publicaron fotos de recién nacidos con las mejillas sonrosadas, acompañadas de descripciones en el sitio web baobeihuijia.com. Pero muchas de estas imágenes suelen ser demasiado viejas.

    Una familia de Chongqing (suroeste) está tratando de encontrar a su hija desaparecida hace 23 años. "Ella probablemente no recuerda la mayoría de los nombres de los miembros de la familia, pero quizás recuerda el nombre de su hermana preferida, Li Zhenggui. Tal vez también recuerda que su madre es un poco sorda".

    Los otrora perdidos niños, hoy adultos, también publican sus fotos en línea en busca de su familia original. Fusheng es uno de ellos: desaparecido a los nueve meses, hoy tiene más de 50 años.

    Para Luo, la búsqueda fue fructífera. El joven hurgó en su memoria para poder compartir algunos detalles con los voluntarios del sitio web: un puente, un río y la carretera recién pavimentada donde recordaba haber sido secuestrado.

    Los internautas buscaron los caminos repavimentados en esa época y posibles pueblos aislados, y los compararon con las localidades que reportaron niños desaparecidos. Después de muchos callejones sin salida, terminaron encontrando la familia de Luo.

    "Gracias a los voluntarios que ayudaron a Luo Yang a volver a casa", señala el sitio web baobeihuijia.com.

    "Y gracias a todos nuestros amigos en línea, de los que no sabemos sus nombres".
     

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento