¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Noticias | Internacional

    La visita de Xi Jinping subraya la creciente importancia de América Latina para Pekín

    Pekín, 21 may (EFE).- El Gobierno chino anunció hoy que la segunda gira extranjera del presidente, Xi Jinping, será a América Latina y Estados Unidos, en una señal de la importancia cada vez mayor que Pekín concede a esa región.

    Xi, cuya gira comenzará el 31 de mayo y concluirá el 8 de junio, efectuará sendas visitas de Estado a México, Costa Rica y Trinidad y Tobago, mientras que su estancia en EEUU, en la que se verá con el presidente, Barack Obama, en California, tendrá carácter de visita oficial.

    Según aseguró el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Qin Gang, las visitas de Estado tendrán especial relevancia para profundizar las relaciones con los respectivos países, e inyectarán "nueva vitalidad" a las relaciones con América Latina y el Caribe.

    En México, Xi se reunirá con el presidente de este país, Enrique Peña Nieto, mientras que en Costa Rica dialogará con la jefa de Estado, Laura Chinchilla, y en Trinidad y Tobago lo hará con el líder de este país, Anthony Carmona.

    Se trata de la segunda visita al extranjero que efectúa Xi desde que asumió la jefatura de Estado de su país, en marzo. La primera fue a Rusia -como manda la tradición en el régimen chino- y África.

    Desde que se completó la toma de posesión de los nuevos líderes chinos, Pekín no ha dejado de señalar la importancia que otorga a América Latina, una región pujante económicamente y que reclama cada vez con más firmeza el lugar que le corresponde en las instituciones globales, pero con la que el intercambio comercial aún se encuentra por debajo de su potencial.

    A juicio del profesor Francisco Nieto Guerrero, director del "Americas Global Project" de la Universidad de Georgetown, la política exterior de China otorga prioridad a dos regiones, África y Latinoamérica, esta última donde Pekín "ve un gran potencial por sus materias primas y mercados crecientes".

    Para cuando parta hacia América, Xi habrá recibido ya a tres presidentes latinoamericanos en sus dos meses de mandato: el mexicano Enrique Peña Nieto y el peruano Ollanta Humala, a los que vio en el Foro económico de Boao (sur de China) en abril, y el uruguayo José Mujica, al que se espera en Pekín a partir del sábado.

    Y el vicepresidente chino, Li Yuanchao, acaba de regresar a su vez de una gira por Argentina y Venezuela.

    Según el portavoz de Exteriores chino Hong Lei, la selección de México para esta visita se debe a que este país "es una gran economía de mercado emergente que tiene una relación de cooperación estratégica con China".

    De hecho, durante la visita de Peña Nieto a Boao, ambos países ya acordaron dar un nuevo impulso a la relación bilateral, lastrada hasta ahora por el fuerte desequilibrio a favor de China en la balanza comercial bilateral.

    En el pasado año China vendió a México bienes por 56.900 millones de dólares, mientras que el país norteamericano exportó 5.700 millones a la República Popular.

    En declaraciones a Efe, el canciller mexicano, José Antonio Meade, que en los últimos dos días encabezó una delegación de altos funcionarios y empresarios de su país en Pekín, subrayó que "buscamos mejores espacios y oportunidades" en la relación bilateral.

    México está interesado en abrir oportunidades de negocio en el sector agropecuario, energético o turístico, entre otros.

    Así, en Boao ya se firmaron memorandos de entendimiento entre Pemex y las empresas chinas Xinxing Cathay International y China National Petroleum Company (CNPC), esta última la mayor petrolera del país asiático, para impulsar una mayor exportación de crudo de México al gigante asiático, segundo importador mundial.

    Según Meade, este tipo de acuerdos aportarán "más elementos de equilibrio" a la relación comercial bilateral.

    Xi ya había visitado México en 2009, dentro de una gira por América Latina, cuando aún era vicepresidente de su país.

    En Costa Rica, el viaje de Xi será el segundo de un jefe de Estado chino desde 2007, cuando ambos países establecieron relaciones diplomáticas. En 2008 el entonces presidente Hu Jintao visitó el país centroamericano.

    Desde el establecimiento de relaciones, ambos países han establecido diversos acuerdos de cooperación económica, han firmado un Tratado de Libre Comercio y han acordado edificar una refinería conjunta valorada en 1.000 millones de dólares en el Caribe costarricense, entre otros logros.

    Según Hong, se eligió este país para la gira porque "es el primer país centroamericano con lazos diplomáticos con China y mantiene relaciones amistosas y de cooperación con nosotros".

     

    Xi Jinping, presidente China, visita, América Latina

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento