¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Noticias | Internacional

    El alcalde de Toronto contra las cuerdas por un supuesto vídeo en el que se droga

    Toronto (Canadá), 20 may (EFE).- El controvertido alcalde de Toronto, Rob Ford, se encuentra una vez más contra las cuerdas después de que dos medios de comunicación revelasen la supuesta existencia de un vídeo en el que aparece fumando "crack".

    Desde que se convirtió contra todo pronóstico en el alcalde de la mayor ciudad canadiense en 2010, Ford, un político populista de derechas, se ha enfrentado a todo tipo de polémicas.

    Ford, de 43 años de edad, ha sido acusado de conflicto de intereses, de violar las leyes de financiación electoral, de utilizar fondos públicos para el equipo de fútbol americano que entrena, así como de acudir embriagado a funciones públicas entre otros incidentes.

    Rob Ford, y su hermano Doug Ford, concejal de Toronto, mantienen que todas las acusaciones y problemas legales en los que el alcalde de Toronto se ha visto inmerso en los tres últimos años son fruto de una conspiración de los concejales de la izquierda y del periódico de más tirada de Canadá, "Toronto Star".

    Ese fue precisamente el argumento que utilizó Ford el pasado viernes cuando comentó por primera y última vez sobre el supuesto vídeo en el que aparece fumando cocaína "crack" con un grupo de narcotraficantes.

    "Esas alegaciones son ridículas. Es otra historia con respecto al 'Toronto Star' que me persigue. Y eso es todo lo que tengo que decir", dijo Ford el viernes durante una breve aparición ante decenas de medios de comunicación.

    El nuevo capítulo empezó en la noche del jueves cuando el editor de la página web estadounidense Gawker.com, conocida por divulgar escandalosos cotilleos, publicó un artículo en el que revelaba la existencia del supuesto vídeo de Ford drogándose.

    El editor de Gawker.com, John Cook añadió que un grupo de individuos le ha ofrecido el vídeo a cambio de 200.000 dólares. En estos momentos, Gawker.com ha recaudado 63.500 dólares, gracias a donaciones de sus lectores, para adquirir el vídeo.

    Inmediatamente después de la revelación en Gawker.com, "Toronto Star" publicó su propio artículo en el que confirmaba que hace varias semanas un grupo de traficantes de origen somalí habían ofrecido el vídeo a cambio de 100.000 dólares.

    En Toronto, gran parte del tráfico de drogas de la ciudad está controlado por traficantes de origen somalí.

    El periódico, conocido por revelar en el pasado varios escándalos de Ford, no adquirió el vídeo pero dos de sus redactores pudieron revisar el material tres veces.

    Según los dos redactores, el vídeo, que es de buena calidad y dura 90 segundos, muestra a una persona que físicamente es como Ford y habla como Ford, fumando lo que parece ser "crack" en una pipa a la vez que insulta a los jugadores de su equipo de fútbol y al líder del Partido Liberal de Canadá, Justin Trudeau.

    Rob y Doug Ford nunca se han mordido la lengua como demuestran en un programa radiofónico que emiten cada sábado y en el que discuten los eventos de la semana. Pero los dos han mantenido un inusitado silencio y este fin de semana cancelaron la emisión del programa de radio.

    Sólo el domingo Doug Ford, que es el más acérrimo defensor del alcalde, dio a conocer una breve declaración en la que afirmó que "nunca he visto a mi hermano involucrado con nada como cocaína".

    Pero no sería la primera vez que Ford habría consumido drogas o mentido en público.

    En 1999, Ford fue arrestado en Miami por conducir borracho y estar en posesión de marihuana. El incidente fue revelado en 2010, pero Ford inicialmente lo negó. Cuando apareció la foto de su arresto, el entonces concejal admitió la detención por conducir borracho sin mencionar la posesión de marihuana.

    En 2006, cuando era concejal, Ford acudió a un partido de hockey borracho y atacó a un matrimonio de turistas lo que obligó a los servicios de seguridad a expulsarle del recinto.

    Cuando el periódico conservador "National Post" reveló el incidente, Ford lo negó y declaró al "Toronto Star": "Es increíble, ni siquiera estaba en el partido, alguien está intentando tenderme una trampa".

    Tras la aparición de más detalles y testigos del incidente, Ford admitió el incidente y que había mentido al declarar: "No soy perfecto".
     

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento