¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Noticias | Internacional

    Chris Hadfield, el "superhéroe" y "rata de laboratorio" del espacio

    MONTREAL, 16 Mayo 2013 (AFP) - La ingravidez le hizo sentirse un superhéroe, pero también una "rata de laboratorio humano": el astronauta canadiense Chris Hadfield, convertido en estrella mediática durante su reciente estadía en la Estación Espacial Internacional (ISS), contó el jueves su experiencia haciendo gala de sus dotes de narrador.

    "La ingravidez es un superpoder. Puedes volar sin esfuerzo. Es un sentimiento maravilloso y liberador. Pero la realidad de la vida de cada uno está aquí, en la Tierra", dijo en una conferencia de prensa retransmitida en directo desde el centro espacial de Houston, en Texas (sur de EEUU), donde se readapta a la vida terrestre.

    "Justo después de haber aterrizado, pude sentir el peso de mis labios y de mi lengua. Tuve que cambiar la forma de hablar. No me había dado cuenta de que había aprendido a hablar con una lengua que no pesaba nada", explicó el excomandante de la ISS con el particular estilo que le ha valido casi un millón de seguidores en Twitter.

    El astronauta de 53 años, tuitero, bigotudo y trilingüe (habla inglés, francés y ruso), relató con humor su vuelta gradual a la vida normal.

    "Los síntomas que padezco son los del envejecimiento. Mis vasos sanguíneos se han endurecido, mi sistema cardiovascular ha cambiado... La presión arterial y todas esas cosas se han transformado. Todo está readaptándose. Los investigadores observan cómo el cuerpo controla eso. Soy una rata de laboratorio. Pero una rata de laboratorio humana a escala", afirmó.

    "Trato de volver a aprender a caminar... No estoy cerca de correr", prosiguió.

    "Suspendido en el techo"

    Con su faceta de comunicador poético, cantante y guitarrista, desvelada en su tercera estancia en el espacio, el astronauta evocó con emoción los olores de la estepa kazaja en primavera, que descubrió al abrirse la cápsula de descenso rusa que lo regresó a la Tierra, mezclados con olores de quemado de la nave, recalentada por su contacto con la atmósfera a la entrada en nuestro planeta.

    "Tocamos el suelo como en un choque de automóvil. Una persona estaba sobre el suelo (en la cápsula Soyuz-TMA), otra sobre una pared y otra suspendida en el techo. Yo era el que estaba suspendido en el techo", prosiguió Hadfield.

    "Tom (Marshburn, el astronauta estadounidense) miró por la ventana y había tierra y hierba ahí donde unos instantes antes veíamos el espacio. Después, cuando los técnicos de emergencia comenzaron a abrir la cámara, el aire de la Tierra penetró y sentimos el perfume de la estepa", relató el astronauta.

    "Uno por uno nos extrajeron de la cápsula y la primera sensación de vuelta a casa fue ver la ventana llena de polvo terrestre, el perfume de la primavera y de las hierbas que crecen en Kazajistán", prosiguió.

    Preguntado sobre los inconvenientes que su nueva estatura de estrella mediática puede ocasionarle a su credibilidad científica, desestimó esta preocupación con un simple gesto de mano.

    "Sí, soy conocido, famoso ahora. Pero ése no era mi objetivo", añadió. "Espero poder llevar una vida normal después de todo esto".

    Hadfield afirma que la ISS es un bello símbolo de la cooperación entre países que una vez fueron enemigos.

    "Yo era un soldado de la guerra fría, encargado de interceptar bombarderos soviéticos en los años 1980. Y mira dónde estamos hoy", añadió.

    Cuando todavía se encontraba en la ISS, Hadfield interpretó ante las cámaras la canción "Space Oddity" de David Bowie, flotando en el espacio, junto a su guitarra.

    En YouTube (http://www.youtube.com/watch?v=KaOC9danxNo), la canción atrajo a un millón de visitantes. 

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento