¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Noticias | Noticias

    Protestas se radicalizan en Bolivia tras 11 días de huelgas

    El fracaso de negociaciones entre Gobierno y sindicatos por un aumento de las jubilaciones ha radicalizado las protestas convocadas por la Central Obrera Boliviana (COB), que este jueves ingresaron en su onceavo día con cortes de rutas y llamados a un motín policial.

    Una crucial reunión concertada entre el Gobierno y el mayor sindicato del país fracasó en las primeras horas del jueves, lo que acentuó la actitud beligerante de los sindicatos.

    "Hubiésemos querido llegar a un acuerdo escrito. No ha sido posible, lo único que pedimos es que el país pueda volver a la normalidad", dijo el ministro de Trabajo, Daniel Santalla.

    Debido al fracaso de las negociaciones la tensión social fue en aumento, y nuevos sectores se plegaron a los reclamos.

    Masivas movilizaciones de mineros, maestros y fabriles recorrieron la mañana de este jueves calles de La Paz, acompañando su paso con estruendosas explosiones de fulminantes de dinamita.

    Algunos manifestantes trataron de ingresar a la céntrica Plaza de Armas y chocaron con una guardia policial antimotines que los dispersó con gases lacrimógenos.

    El gobierno insiste en que la propuesta de la COB de otorgar un 100% de jubilación a los mineros y 80% al resto de actividades es técnicamente insostenible, y afectaría la estabilidad del sistema boliviano de pensiones en menos de diez años.

    "La COB ha dado su alternativa y el Gobierno ha dicho una vez más que no es sostenible y que las jubilaciones de las futuras generaciones están en riesgo", comentó Simer Huacota, secretario de Conflictos de la sindical.

    Como respuesta, los sindicatos aumentaron el clima de conflictividad multiplicando sus protestas con la interrupción de rutas y con manifestaciones callejeras en las ciudades.

    Los sindicatos están también irritados porque el gobierno atribuye intenciones políticas y desestabilizadoras a sus protestas.

    En Palacio de Gobierno, el presidente Evo Morales calificó la demanda sindical como "acción política" y convocó a "defender la democracia, a defender el proceso de cambio (..), a organizarnos y movilizarnos".

    Los sindicatos afines al gobierno han convocado a sus bases a defender el proceso político que encabeza Morales y programan una masiva marcha de apoyo para los próximos días.

    El mandatario se refirió con dureza a la central sindical, a la que responsabilizó por el clima de creciente conflictividad.

    "Algunos dirigentes de la COB piden beneficios para pocos", de manera que "no se dejen confundir con falsas propuestas que no son sostenibles en el tiempo ni hay viabilidad económica", enfatizó Morales.

    En Potosí, suroeste de Bolivia, grupos de campesinos seguidores de Morales chocaron con afiliados a la COB por el control de una ruta, con un saldo de al menos cuatro heridos, según imágenes de la Red Uno de televisión. Maestros estatales realizan además un masivo corte en una ruta andina que une La Paz con Oruro (suroeste) y Cochabamba (centro).

    Una decena de esposas de policías de baja graduación inició una huelga de hambre en demanda de la jubilación con el 100% de la renta y en protesta por el incumplimiento de un convenio para mejorar las condiciones laborales y de suministro de víveres firmado en 2012.

    Isabel Delgado, delegada de las huelguistas, indicó además que entre los policías de base hay "demasiado malestar, hay un repliegue pacífico de sus unidades".

    Sin embargo, el comandante de la policía, coronel Arberto Aracena, ha rechazado que exista inquietud entre los policías de base que en 2011 protagonizaron un mitín policial demando múltiples beneficios sociales.

    La COB convocó para las próximas horas a una reunión ampliada que definirá futuras acciones, aunque su principal dirigente, Juan Carlos Trujillo no cerró la posibilidad de futuras reuniones con el gobierno.

    Entre tanto, la Iglesia Católica también hizo un llamado al diálogo.

    "Que se imponga el lenguaje de la paz y terminemos con los espacios 'enguerrillados'", exhortó desde Santa Cruz (este) el cardenal Julio Terrazas, fuerte crítico de Morales, quien, a su vez, acusa al jefe católico de servir los intereses de la derecha.

    Una reunión entre el Gobierno de Bolivia y el mayor sindicato del país fracasó este jueves, de modo que la huelga general, que ingresa en su onceavo día, se agravó con más cortes de rutas, un paro médico y una huelga de hambre de esposas de policías. 

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento