¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Estilo de Vida | Buen día

    Lluvia de ideas: No dejar de seguir un sueño

    Luis Fernando Valerín nos trae la historia de un hombre que con pocos estudios, inventa y construye dispositivos para mejorar la vida de las personas con discapacidades.

    Parte de lo lindo de ser niño, es que nos permitimos soñar con cosas que para la mayoría parecen imposibles. Conforme crecemos esos sueños se van alejando, solamente pocas personas continúan enfocadas en lograrlo, pese a los obstáculos.

    Esos emprendedores tienen el poder de inspirar. Mientras la mayoría de niños manejaban sus carritos de juguete por mágicas carreteras de tierra y pasto en el jardín de la casa, él jugaba a que los construía.

    Los buses le apasionaron desde niño, pero sobre todo diseñarlos. Aunque dejó los estudios, nunca abandonó su sueño, y a los 18 años ingresó a trabajar como operario en una fábrica de buses.

    Como una esponja absorbió cada aprendizaje de sus compañeros, y combinándolo con una habilidad innata, comenzó a diseñar cambios en los autobuses.


    Se dio cuenta que tenía la capacidad de ver un problema e inventar una solución, al mejor estilo de un ingeniero, así logró, llegar hasta el departamento de desarrollo y prototipos, aunque sólo había llegado a octavo año en el colegio.

    Por un problema de salud, tuvo que dejar su trabajo. Se compró una microbús y trabaja en turismo. Pero a final del 2008 vino la crisis, y otra vez retomó su pasión por inventar. Esta vez en un área que le daría muchas satisfacciones. Sus inventos mejoran la vida de las personas con discapacidades.

    La crisis en el turismo se asomó al mismo tiempo en que muchos transportistas corrían para ponerse al día con la ley 7600. Fabio Sánchez aprovechó esa necesidad para trabajar instalando las rampas para personas con discapacidad, pero en su mente buscaba la forma de mejorar esos dispositivos, hacerlos más cómodos sin cambiar tanto el diseño del carro.

    Así comenzó a aceptar pedidos para buscar soluciones en carros o lugares específicos, encontró otra forma apasionante de poner a trabajar su ingenio e inventiva. Desde dispositivos para carros, hasta para piscinas.

    Es evidente que tiene una cualidad especial, esa capacidad de inventar, pero también hay mucho trabajo de por medio. El siguió su sueño de infancia, y gracias a eso ha logrado mejorar la calidad de vida de otros, todo, con buenas ideas.


    Ha inventado 7 dispositivos diferentes que les permiten a personas con discapacidad desde manejar su carro, disfrutar en una piscina con su familia, o acceder a un segundo piso.

    Decidir seguir adelante y trabajar en una buena idea, puede en un futuro hacer la diferencia para muchas otras personas. Recuerde que puede contarme su buena idea al correo l.valerin@teletica.com
     

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento