Teletica

  • OCT25

    00:15

    Pronóstico para San José

 

Ingresá con tu cuenta de Teletica

¿Olvidaste tu clave? Registrate
Hoy en Teletica

    Estilo de Vida | Familia

    Tema de fondo: Porque las cosas no son para ya, desarrolle la paciencia

    Edgar Silva

    e.silva@teletica.com

    Gabriela Badilla

    g.badilla@teletica.com

    Hay algo que caracteriza a los niños, y a los muchachos: "todo lo que quieren ya... Todo es para ya". A las madres, esto les genera momentos de angustia y enfrentamiento porque, sus hijos no saben esperar.

    No esperan órdenes, no esperan comida, y no esperan -aún peor- resultados escolares con el tiempo.

    ¿Por qué las cosas no son para ya? Cómo aprendo a ubicar el tiempo en mi vida. Mauricio Corrales nos acompañó en Buen Día para ayudarnos a reflexionar sobre esto.

    Sin lugar a dudas, es nuestra naturaleza todo lo queremos fácil rápido y con el mínimo esfuerzo.

    Para el caso de los adolescentes, llega un momento en que descubren que tienen alas. No obstante, la manera en que utilice esa capacidad de volar, dependerá de la educación y lo valores inculcados en su familia.

    La paciencia con la que se enfrenta las diferentes situaciones, va a depender de la madurez que se tenga. “La madurez es la esencia de vivir y permite disfrutar mejor los momentos”, expresó Corrales.

    Es importante que los padres enseñen la paciencia a sus hijos, antes de sus 6 años. A mayor edad será más dificultoso enseñar este valor.

    El motivador explicó que uno de los ejercicios para inculcar la paciencia es el sufrimiento. Es decir cuando un niño debe esperar para
    obtener algo, cuando siente que le cuesta tener lo que desea y comprende que con impacientarse no va a apresurar nada.

    En la adolescencia, educar es algo más complicado pues ya saben cómo manipular y convencer a sus padres de que le den todo.
    “Muchos padres que llevan a sus hijos donde un psicólogo, pretenden que lo cambien en dos sesiones, pero quizás fueron mal educados durante 10 años de su vida”, dijo Corrales.

    Paciencia y disciplina van de la mano. Los padres deben entender que amar implica dar una buena educación a sus hijos y aunque sea difícil decirle “No” a muchas cosas o hacerlo esperar, le va a formar su carácter.

    Mauricio Corrales es un colaborador de Buen Día que nos ayuda a reflexionar sobre temas de cotidianidad desde su perspectiva de motivador de vida. Si usted desea comunicarse con él, le puede escribir a: mcrmotivacion@gmail.com.
     

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento