¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Deportes | NFL

    El brillo desaparece rápidamente de la generación dorada de ‘quarterbacks’ del 2004

    Tres ‘quarterbacks’ seleccionados entre los primeros 11 puestos del ‘draft’ colegial del 2004 cuentan tienen a su haber cuatro triunfos en el Super Bowl, dos denominaciones como el jugador más valioso de la final de la NFL y 15 participaciones en el juego de las estrella, conocido como Pro Bowl.

    Se trata de Eli Manning (escogencia número 1), Philip Rivers (cuarta escogencia) y Ben Roethlisberger (selección número 11).

    Los pasadores se han convertido con el paso de años como una de las generaciones doradas de mariscales de campo, pero este 2017 el brillo comienza a desaparecer del trío y los números hablan de jugadores que fueron grandes estrellas.

    Los juegos recientes sirven para recordar que nada es para siempre y que el talento igual le debe rendir cuentas al paso de los años.

    Eli y Rivers y Rivers e Eli

    En el 2004 los San Diego Chargers, hoy Los Ángeles Chargers, escogieron de primero a Eli Manning, pero una vez que los New York Giants llamaron a Philip Rivers los equipos decidieron cambiar de mariscales.

    Con Eli al mando de la ofensiva los Giants ganaron el Super Bowl en el 2007 y en el 2011, en ambas ocasiones derrotando a los New England Patriots.

    Manning además del anillo de campeón se dejó en ambas ocasiones el trofeo al jugador más valioso del cotejo.

    A la fecha Manning, el hermano menor del famoso Peyton, ha completado el 59.9% de sus pases, para 49.552 yardas y 328 anotaciones.

    También ha sido escogido cuatro veces para el Pro Bowl.

    Pero estos números poco han hecho para acallar las voces que piden un nuevo querterback en Nueva York.

    Este año los Giants han perdido cinco juegos en el mismo número de partidos y Manning solo ha conseguido ocho anotaciones y ha entregado el balón en cinco pases.

    Lesiones a sus mejores receptores complican la situación.

    “Obviamente es difícil tener juegos cerrados, tener la ventaja y no lograr completar los pases y cometer errores que lastiman al equipo. Es un trago amargo, pero hay que luchar de vuelta” dijo Manning el domingo tras caer ante los Chargers de Rivers.

    En la quinta fecha de la temporada Rivers logró la primera victoria del año para los angelinos y fue un buen juego para el veterano, cuya carrera siempre ha estado ligada a la de Eli.

    Contra los Giants Rivers completó tres pases de anotación, para llegar a nueve en la temporada, pero con cinco envíos que quedaron en manos de la defensa contraria duarente este 2017.

    A diferencia de Manning, Rivers nunca ha tenido equipos lo suficientemente buenos para llegar a un Super Bowl, pero ha sido llamado al juego de las estrellas seis veces.

    Con 323 anotaciones y 47.198 yardas en la carrera Rivers podría entrar en la discusión para llegar al salón de la Fama, donde Manning casi que tiene un campo asegurado.

    En este 2014 los Chargers tienen una marca de 1-4 y el futuro de su legendario mariscal es tema de conversación. Ya Rivers no es el mismo que antes.

    Se tambalea el Big Ben

    Big Ben Roethlisberger es una leyenda en Pittsburgh, donde los Steelers son casi que una religión, además de ser una de las franquicias más exitosas de la NFL.

    Roethlisberger ganó súper tazones en el 2005 y el 2008, además perdió el del 2010. Roethlisberger ha sido convocado a cinco Pro Bowls. El domingo anterior Roethlisberger lanzó cinco intercepciones y cero anotaciones.

    Con 1.96 metros de altura y un peso 110 kilos Big Ben ha sido el faro que ilumina a los Steelers y los guía desde el 2004.

    48.083 yardas aéreas, 307 anotaciones y decenas de jugadas milagrosas han hecho del producto de la Universidad de Miami en Ohio uno de los jugadores más emocionantes de la NFL, pero esta campaña ha hecho que su brillo empiece a caer, en trozos grandes.

    El juego de la fecha cinco fue brutal para Roethlisberger, que este año tiene más intercepciones (7) que pases de anotación (6).

    “Puede ser que ya no lo tenga en mi”, dijo el mariscal el pasado domingo tras la paliza sufrida ante los Jacksonville Jaguars, “no estoy jugando lo suficientemente bien”, aseguró.

    Si bien es cierto este miércoles Big Ben aseguró estar listo para seguir en la liga, la duda queda, ya que por primera vez en mucho tiempo los números positivos no lo acompañan.

    Con 36 años para Manning y 35 para Rivers y Roethlisberger el fin de sus carreras parece acercarse y en ese momento se podrá ver para atrás y aplaudir ante un trío que llenó de gloria a la generación 2004.

    *Estadísticas de pro-football-reference.com

    Más información de la NFL:

    El fascinante éxito de los Green Bay Packers, el único equipo "socialista" en el deporte profesional de Estados Unidos

    NFL: Colts planean retirar la camiseta de Peyton Manning

    San Francisco 49ers busca construir su equipo ‘Un ladrillo a la vez’

     

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento