¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Deportes | Motores

    Mercedes y Ferrari trasladan su pulso al desierto de Bahréin

    Sakhir, Bahréin | Mismos actores, pero cambio de decorado: el duelo entre Mercedes y Ferrari continuará el domingo en la carrera del Gran Premio de Bahréin de Fórmula 1, pero en unas condiciones radicalmente diferentes a las que permitieron a Lewis Hamilton llevarse la victoria en China el pasado fin de semana.

    La meteorología fue fría y húmeda en el circuito de Shanghai e incluso la niebla perturbó enormemente las sesiones de ensayos libres del viernes. Ahora, en Bahréin, se espera mucho calor (entre 30 y 40 grados centígrados) y clima seco en Sakhir, en mitad del desierto, para la que será la tercera etapa del Mundial de 2017.

    Las condiciones de Bahréin favorecen a Ferrari, según Hamilton. Hasta ahora, Mercedes y Ferrari han sido los protagonistas, con una victoria cada uno: Hamilton en China y el alemán Sebastian Vettel en Australia.

    Ambos comparten la cabeza de la clasificación general, ya que consiguieron un primer y un segundo puesto.

    "Ferrari rinde muy bien en condiciones de más calor", subrayó Hamilton, tres veces campeón mundial (2008, 2014, 2015) tras su victoria en Shanghai, destacando lo bien que respondió la Scuderia en Australia, donde se corrió con mucho calor.

    "Cuando la temperatura sube, la primera carrera muestra que no es lo mejor para nosotros", afirmó el inglés, que no estuvo del todo cómodo con sus neumáticos en Melbourne.

    Mercedes tiene, en cualquier caso, una teórica ventaja con respecto a sus adversarios, siempre según Hamilton: el motor "es todavía el que más rinde de la parrilla". Una circunstancia importante en las numerosas líneas rectas del circuito bahreiní, donde Mercedes ha ganado en las tres últimas ediciones del Gran Premio.

    - Regreso de Wehrlein -

    En el juego de los pronósticos, Vettel optaba una vez más por la modestia tras su segundo lugar en el Gran Premio de China, pese a los enormes progresos de Ferrari para plantar batalla a Mercedes, la dominadora de los últimos años.

    "Si podemos desafiar de nuevo a Mercedes será una muy buena noticia. Son muy, muy fuertes (...) Si podemos estar cerca estará bien", aseguraba. "Creo que debemos preocuparnos de nosotros mismos. Hay cosas que podemos mejorar, que debemos mejorar", afirmó.

    Vettel incluso habló de conseguir "una sorpresa" ganando en Bahréin. ¿Pero hasta qué punto está adoptando una falsa modestia, teniendo en cuenta que es uno de los grandes candidatos este año y que ya ganó en Australia?

    Más allá del presumible pulso entre las dos escuderías de referencia en este inicio de Mundial, gran parte de las miradas estarán dirigidas hacia Pascal Wehrlein, que regresa con Sauber, tras haber renunciado a las dos primeras carreras.

    El joven alemán de 22 años explicó que tuvo falta de entrenamiento después de que su preparación se viera cortada por un accidente en enero. Wehrlein se recuperó de la fractura de tres vértebras.

    El belga Stoffel Vandoorde (McLaren-Honda) vuelve al lugar de su primer Gran Premio, como reemplazo de Fernando Alonso el año pasado. Terminó entonces décimo y sumó su primer punto, el único que ha logrado conseguir hasta el momento en la competición reina del automovilismo.

    "Un año después, la situación es muy diferente. No es fácil para nosotros este momento (por los problemas de fiabilidad de McLaren-Honda desde los ensayos de pretemporada), pero me siento bien y espero que demostremos este fin de semana que hemos progresado", afirmó Vandoorde.

     

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento