¿Olvidaste tu clave? Registrate

    Deportes | Internacional

    Rafael Benítez entrenará al Nápoles la próxima temporada

    El Nápoles ha fichado al técnico español Rafael Benítez (Chelsea), para remplazar a Walter Mazzarri, quien entrenará al Inter de Milán, anunció este lunes el presidente del club italiano, Aurelio De Laurentiis, en Twitter.

    "Rafa Benítez es el nuevo entrenador del Nápoles. Un hombre de gran experiencia internacional. Un líder", escribió en su cuenta el directivo.

    La semana pasada, la prensa italiana anunció como inminente la llegada a Nápoles de Benítez, que este año ganó la Europa League con el Chelsea.

    El Nápoles terminó segundo la liga italiana, y jugará el año próximo la Liga de Campeones, una competición en la que Benítez dijo que quería estar.

    Según la prensa, el técnico firmará un contrato de dos años, renovable por otro, con un sueldo anual de unos 3,5 millones de euros.

    En el Nápoles, una de las primeras cuestiones que le esperan es el caso del uruguayo Edinson Cavani, pichici de la recién terminada liga italiana con 29 goles. Al uruguayo le han salido muchos novios, empezando por el Real Madrid y el Manchester City, que propone el pago del fichaje y además al jugador bosnio Edin Dzeko.

    Benítez, de 53 años de edad, entrenó previamente al Valencia (2001-2004), con el que ganó dos ligas (2002 y 2004), las últimas que escaparon al Real Madrid y al Barcelona. En su última temporada en Mestalla ganó también la Copa de la UEFA, la anterior denominación de la Europa League.

    De allí saltó al Liverpool (2004-2010), con el que ganó la famosa final de la Liga de Campeones de 2005 contra el AC Milan, remontando un 3-0 adverso.

    El técnico español duró en cambio menos tiempo en el banquillo del Inter de Milán, donde llegó en 2010 para suceder a José Mourinho, que venía de ganar un espectacular triplete (Liga-Copa-Liga de Campeones).

    Benítez sólo duró hasta el mes de diciembre de ese año, después de ganar el Mundial de clubes. Lo que le costó el cargo fueron sus críticas a la política de fichajes del club, demasiado tímida según él, por no haber renovado el plantel ganador del triplete.

    Finalmente, estuvo de forma interina en el Chelsea a partir de noviembre de 2012, tras el despido de Roberto Di Matteo.

    El madrileño se encontró con la hostilidad de muchos hinchas, que no le perdonaban haber dirigido previamente al Liverpool, pero consiguió calificar a los 'Blues' para la Liga de Campeones, y ganó con ellos la Europa League, con victoria por 2-1 en la final contra el Benfica. 

    Pin

    ¿Qué opinas de esto?

    Leer el Reglamento