Teleclaves

Las amenazas y las golpizas no han detenido a este hombre de Dios, que sigue robándole terreno al diablo.

Pin

¿Qué opinas de esto?

Leer el Reglamento